sábado, abril 30, 2011

Con la delicadeza de una caricia...

Voy a viajar,
voy a viajar a ti disfrazado como un poema
hasta el punto donde el otoño se funde con la primavera,
me deslizaré con la suavidad de un susurro,
con la delicadeza de una caricia
sigiloso como el poeta que llama por la noche a tu ventana
con el único propósito de robarte un suspiro.
Y lo hago,
esta noche llamo a tu ventana,
(te escribo).
Escribo y pienso
en cómo puedo atreverme a desnudar
la suavidad de la noche
si está cubierta tan bellamente
con la calidez de las estrellas
y cómo puedo atreverme a desnudar tu cuerpo
si esta cubierto tan delicadamente
con la intensidad de tus versos
y el dulzor de tus sueños sabe tanto a pasión
que si por una noche pudiera dormirme entre ellos
entonces podría hablarle a mis desvelos
del deseo inquieto por el aroma de tu piel,
del ansia infinito porque sea posible
por una mañana
que tu sonrisa para mi reemplaze al sol
y que tu presencia se vuelva
un evocativo perfume
que se impregne en cada lugar en el que habite.
Ves, el poeta encuentra inspiración en las palabras
como en un juego de miradas
tal como el soñador encuentra ilusión
en la espera del momento siguiente.

W.Araya C. (Abril 2011)

4 comentarios:

  1. Que bonito... tão doce...

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente un poema precioso y delicado como la más suave de las caricias.

    Un beso.

    *M*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena caricia ;)

      Un beso para ti.

      Eliminar