martes, julio 30, 2013

Fugaz...


Me senté cerca, 
te miré de reojo y pensé 
que te había visto antes en otro lugar,
reconocí gestos que nunca realmente he visto
y un aroma que nunca he olido,
tampoco sé del tacto que ha de ser suave,
pero de pensarlos encontré 
recuerdos en mi de ti y supe 
que tenía un buen número de canciones 
para oír y cantarte sabiendo me las regalaste a mi,
un repertorio que engrosaste 
en los días efímeros que volviste a brillar.
Entonces me senté algo más cerca
y tomé tu mano para conocerte otra vez
teniendo siempre en mi mente
ese perfume que se impregnó en mi alma antes
cuando tú me miraste y te sentaste cerca de mi. 
Sin embargo no contaba,
que después de volver a encontrarnos
volverías a realizar tu acto otra vez
y volverías a desaparecer para mi.

6 comentarios:

  1. Tal vez no era ella,
    Sólo un espejismo, el reflejo de algo que anhelabas y no fue.

    Tal vez el sonido de una de esas canciones que escuchabas con los ojos cerrados, te trajo el eco de su voz.

    Tal vez no ha desaparecido...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era ella y decidió dejar de serlo, en mi no ha desaparecido, pero seguro yo para ella sí porque no está.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Hoy,
    Con el dolor,
    Llega el fantasma de tu voz,
    Diciéndome,
    Ya no llores amor.

    Soy,
    Un eslabón,
    Que se ha perdido entre tu y yo.

    Por favor,
    Sólo llévate el silencio que quedó.

    Fui,
    Fuego por ti,
    Hoy sólo quedan las cenizas,
    Los restos de mí.

    Fui,
    Todo y sin ti,
    Desaparezco poco a poco y me perdí,
    Dentro de mí.

    Fue,
    Frío el adiós,
    La despedida de los dos,
    Por favor,
    Sólo llévate el silencio que quedó.

    Fui,
    Fuego por ti,
    Hoy sólo quedan las cenizas,
    Los restos de mí.

    Fui,
    Todo y sin ti,
    Desaparezco poco a poco y me perdí,

    A tu lado fui,
    Tan fuerte,
    Nunca imaginé,
    Perderte,
    No … no no no

    Fui,
    Fuego por ti,
    Hoy sólo quedan las cenizas,
    Los restos de mí.

    Fui,
    Todo y sin ti,
    Desaparezco poco a poco y me perdí,
    Dentro de mí.

    Dentro de mí.

    Dicen que los momentos buenos duran poco... pero la imaginación tiene el arte de retenerlos para que permanezcan en nuestros pensamientos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa cuánto dure un momento, sino la intensidad de él en el sentimiento. Aunque también hay que saber cuidar esos momentos y no desecharlos con facilidad, si es que son importantes.

      Gracias por comentar y por esos versos que resuenan en mis silencios.

      Besos.

      Eliminar
  3. Un beso para ti también. ;)

    ResponderEliminar