miércoles, agosto 14, 2013

Con un sencillo gesto al fin, podría decirte que...

Los regalos hechos con la sinceridad del corazón y con el alma, no pueden quitarse ni borrarse, permanecen por el tiempo indelebles en el sentimiento de quien los recibe y sabe apreciarlos, al igual que el cariño que se da abiertamente.

Para ti y por ti Niña Eriza, que siempre se hace bolita y me pincha. 


"Una nube blanca"
(Ana Belén)

Sencillamente nuestra vida se aleja
como una rueca se deshila, termina,
actores unas veces, espectadores siempre,
sencillamente y sin saber,
la vida quita y da papel.
Serenamente hay una ola que acaba,
quizá en dejarte que te venza, comienza.
La playa enamorada no gusta esperas largas
y abre los brazos hacia ti
porque se puede arrepentir.
Así, sin más, me dejo que me dejes.
Sin más, así, te dejo que me dejes.
Hice por ti un nido aquí en mi árbol
y una nube blanca colgada de una rama,
muy blanca, muy blanca,
muy blanca.
A veces cuando el sol declina, lo miras,
sabe y le pesa que si mengua, lo estimas.
Llegamos tarde a veces, sin conocer que a veces
con un sencillo gesto al fin,
podría decirte que...
Sin más, así, me dejo que me dejes.
Así, sin más, me dejo que me dejes.
Hice por ti un nido aquí en mi árbol
y una nube blanca colgada de una rama.
Muy blanca.

Letra y Música: Lluís Llach
Álbum: "26 grandes canciones y una nube blanca" (1989)



video
Video WAC