martes, julio 28, 2009

Sudando el maquillaje...

Fricción



Hablar de Fricción, banda argentina de los ochentas, es referirse a Richard Coleman, alma y cerebro del grupo. Musicalmente Coleman venía de participar en grupos como Metrópoli y Los Encargados, y también de ser el "cuarto" Soda, banda en que secundaba a Cerati en la guitarra. Sin embargo Coleman tenía talento para brillar con luz propia y consideraba que Soda Stereo estaba hecho para ser un trío.

Cabe mencionar que el vínculo entre Fricción y Soda Stereo estaba dado porque Richard y Gustavo eran amigos desde la infancia y ambos establecerían una colaboración mutua a lo largo de sus carreras. Y así como Coleman fue parte de Soda, Cerati era parte de Fricción en sus primeras apariciones en el Stud Free Pub, en el invierno de 1985, la formación la completaban por entonces Fernando Samalea en batería y Christian Basso en el bajo, ambos además integrantes de Clap, otra banda joven emergente.

Ante el naciente auge de Soda Stereo, Cerati se aleja y se suman Celsa Mel Gowland en voz y el "Gonzo" Palacios en saxo. Poco a poco la banda dejó de tener un carácter informal y precedidos de mucha expectación por lo que podrían presentar en un disco gracias a su propuesta vanguardista, es que entraron a grabar en 1986, no sin antes pensarlo, lo que sería su primer disco "Consumación o consumo". Los Fricción no eran unos aparecidos en el ambiente musical trasandino, todos sus integrantes tenían experiencia en numerosos discos de otros artistas como Andrés Calamaro (en su disco "Vida Cruel" Calamaro interpreta el tema "Fotos de Idolos" autoría de la dupla Coleman-Samalea), Fabiana Cantilo, Divina Gloria, Los Twist, Virus, Viudas e Hijas, Charly García (fueron parte de Las Ligas, banda de apoyo de Charly) y otros.



Video subido por niunavezmas (You Tube)

Con el aporte de Cerati, que produce algunas canciones y colabora con su guitarra, el resultado fue un disco muy personal, aunque diferente al sonido que venían mostrando, con toques funky y una reconocible estética dark, sumándole a ello la poesía de Coleman, quizás uno de los letristas más notables del rock argentino surgidos en aquella época. Y si alguien insiste en compararlos con Soda, los Fricción suenan más crudos y en sus presentaciones se asemejan al sonido Cure logrado en el disco "The Cure Live" de los británicos. Ese año los Fricción fueron elegidos grupo revelación de Argentina.

"A veces llamo, A veces lloro, / A veces prefiero quedarme solo.." (A veces llamo)



Video subido por NaTsBrT (You Tube)

"Tan, tan lejos de poder tocarnos / sin desahogo. / Siempre cubriendo soledades entre sábanas / acto violento sin pensar en la mañana. / Hay, hay... alguien que llora por un beso, sólo por un beso. / Siempre cubriendo soledades entre sábanas / acto violento sin pensar en la mañana." (Entre sábanas)

Un año después Basso deja la banda para dedicarse a la antropología y su lugar es ocupado por Daniel Castro que venía de tocar con David Lebón, luego Samalea se va con Charly García, mientras Celsa también toma otros rumbos. Antes de registrar su segundo disco se rearman con Daniel Avila en batería y Rolando Ureta en la guitarra. "Para terminar", título premonitorio, es el que lleva el nuevo registro del grupo, personalmente me gusta más que "Consumación...", la banda ahora suena más rockera, un disco sin desperdicios, quizás mérito de la producción de Cerati. La riqueza poética de Coleman brilla más que antes teniendo en el amor el eje central, "Máquina veloz", "Lluvia Negra", "Instantes de cielo", "Sin plegarias", "Enjaulados", "Amar con lástima", "Para terminar" y la excelente versión para el tema de Bowie "Héroes". Un notable disco.





Video subido por boxitraci0 (You Tube)

"Atado estoy seguro / ordeno algún futuro y no es justo / que a un adicto a la piel le duela el alma" (Amar con lástima)

Aún así el grupo no duraría demasiado, el sello "Interdisc" cierra sus puertas y la banda se separa. Coleman colaboraría como letrista y compositor para el álbum "Doble vida" de Soda Stereo, suyo es el tema "En el borde", y más tarde se uniría a "Gamexame" Villafañe (ex Sobrecarga y Todos tus muertos) para dar vida a Los Siete Delfines.

"Un muchacho triste no puede hablar, / escribe un suspiro. / Permanece sin voluntad..." (Instantes de cielo)

Discografía
"Consumación o consumo" (1986)
"Para terminar" (1988)





Texto: WAC.
Imágenes: Revista "Super Rock", Instantesdecielo.blogspot, Myspace.



Links recomendados:
www.myspace.com/friccionarg
http://instantesdecielo.blogspot.com/

28 comentarios:

  1. para compensar el error que tuve, dejo esto...


    http://www.youtube.com/watch?v=zsXu5WHZpFI


    http://www.facebook.com/notes/friccion-fan-club/friccion-rock-pop/26491579151

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Error subsanado :) Muy buena versión de "Sin plegarias"

      Gracias.

      Eliminar
  2. Es muy buena¿no?Alfredo Piro compartió escenarios con Richard alguna que otra vez y tuvo una buena banda dark en los 90, Sagrado corazón, producida por Ricky Saenz Paz, ex bajista de Los 7 Delfines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía acerca de Alfredo Piro y la versión sí está muy bien, más arabesca.

      Eliminar
  3. otro tema que hicieron juntos:http://www.youtube.com/watch?v=jbd9VvZXMLw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lástima el audio. Gracias otra vez.

      Eliminar
  4. un par de consultas:¿los discos de Fricción fueron editados en Chile, en vinilo o cassette?Te pregunto porque esa tapa de Para terminar es un poco distinta a la que yo conozco.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa época sólo se fabricaban casettes en Chile, los discos se hacían generalmente en Argentina y los de bandas de allá eran importados, por lo que esa tapa es de la edición chilena en cassette de Para terminar, no creo haya existido alguna edición nacional en vinilo. El grueso de ventas estaba sustentada por los cassetes. Un saludo Fernando.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por tu respuesta, un saludo desde Baires.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, gracias a ti por comentar. Saludos desde Chile.

      Eliminar
  6. para aclarar un poco más, dejo un par de links en donde se puede ver la tapa del cassette:

    http://www.rock.com.ar/discos/0/735.shtml

    http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-468521702-lote-de-2-casettes-de-los-7-delfines-y-friccion-_JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en el primer enlace se ve la tapa del disco original y como ves el cassette difiere una de otra, las caratulas eran impresas en Chile y generalmente distintas a las originales en su diseño.

      "Cosumación y Consumo" no lo tengo original, pero me parece recordar también era distinta la caratula, la misma foto pero distinto diseño. Era lo usual.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Fernando Samalea subió a Facebook una crónica de los primeros días de Fricción:

    1984... nacía Fricción... y como si no fuera demasiado lo cuenta Fernando Samalea...

    Fuimos encontrándonos los tres en la casa paterna de Richard, sobre la calle Ramallo. Varios demos a cassette, con batería eléctrica Dr Rythm, quedaron como evidencia. Había cierta pureza geométrica en esa forma de trabajo hogareño. La versión de “Eléctrica”, que compuso en tiempos de Metrópoli, y otros como “Durante la demolición”, ¨Ecos¨, “Doble vida” o “Estoy azulado” fueron el primer set de temas y todo parecía cobrar forma. ¡Hasta que a Richard le dio sarampión! El encierro obligado en cuarentena hasta le hizo perder sus chances en la facultad. “Gente en pijama” fue otro nombre en broma que barajamos. Mientras estuvo en cama, Richard adaptó la letra del tema ¨Héroes¨ de Bowie, intentando conservar la forma de las palabras sin deformar el sentido principal. Yo solía encontrarme con Gustavo en su casa de la calle Heredia, cerca de la Avenida Alvarez Thomas, para grabar en portaestudio el resto del material. Era muy meticuloso en su set de guitarras o grabando. Girando un concepto en una u otra dirección, se mantenía pensativo y absorto. Tocaba y grababa con suma facilidad. En apariencia podía ser reservado y de pocas palabras, al estilo sajón, aunque cada tanto le salía su descendencia italiana y sonreía estrepitosamente como un niño. Nos juntábamos en el living de su propia vivienda, donde además conocí a sus adorables padres. Alzaba la vista para decirme algo con la guitarra colgada y aquel gesto primaba sobre cualquier otro. Yo programaba algo en la batería eléctrica o tocaba rudimentariamente un ritmo sobre los muslos, pautando y eligiendo bases. Así avanzamos con Fricción. Comenzamos a visitar a Richard en la calle Ramallo, cuando pasó el período de contagio, y al poco tiempo fuimos a una sala prestada que el grupo Biorsi había montado en una casi demolida casona cerca de la Avenida Triunvirato. El bajista Guido Nisenson, integrante de ese grupo, sería de la partida para conformar el cuarteto base. Nos juntamos por primera vez una tarde primaveral. El baterista de Biorsi no pareció extremadamente feliz en que use sus tambores, así que rápidamente llevé mis cosas al lugar. Gustavo tenía su Fender Stratocaster y un vistoso set de pedales. ¡Además de la impactante Drummulator! En principio la utilizamos como elemento percusivo, aunque enseguida fue descartada ya que el concepto de la banda sería más ¨natural¨. Pero, el entusiasmo de Guido por incorporarse al proyecto brillaba por su ausencia. La situación iba evidenciándose minuto a minuto.
    Cuanto más nos envalentonábamos tocando, más parecía aburrirse y pensar en otra cosa. No fue tan grave su atraso de dos horas para llegar al segundo ensayo, como la total ausencia en el tercero. Había que tomar una decisión y, de común acuerdo, salió del grupo sin haber siquiera entrado. ¡Y encima habíamos perdido la sala de ensayo!
    -¿Qué hacemos? - nos decíamos entre los tres, buscando una respuesta sentados en la mesa de un bar de Villa Urquiza.
    -¿Le pregunto a Christian si quiere tocar? - solté en un momento.
    Buenos Aires, 1984

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el aporte, las historias me fascinan.

      Saludos.

      Eliminar
  8. otro aporte:

    http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/no/12-3785-2008-12-11.html

    ResponderEliminar
  9. https://www.facebook.com/pages/Para-Terminar/409251132529398

    ResponderEliminar
  10. In regard to Anónimo post on 26 noviembre, 2013.
    specifically where he/she refers to ‘Biorsi’ band:
    “Así avanzamos con Fricción. Comenzamos a visitar a
    Richard en la calle Ramallo, cuando pasó el período de
    contagio, y al poco tiempo fuimos a una sala prestada
    que el grupo Biorsi había montado en una casi demolida
    casona cerca de la Avenida Triunvirato”.

    In 1982, Tito Losavio (who has been previously perfor-
    ming as a freelance musician at ‘El Papagayo’, brazilean
    night club, located near the BsAs ‘Recoleta’ neighbor-
    hood in intersection of Cordoba Ave./Anchorena St.),
    formed ‘Biorsi’, a band with tropical influences.

    Although ‘Biorsi’ went through different formations,
    the one in 1983 is remembered as the finest of them all:
    Tito Losavio (guitar, vocals), Adrian Lobato (bass,
    vocals) - son of choreographer Eber Lobato and formerly
    a member of Ruben Elena’s argie ‘Hair’ musical - ,
    Guillermo Medin (Quistral, Final, Berklee College of
    Music 1983/85 Composition Award, Klhasch) (keyboards),
    Juan Manuel Basavilbaso (percussion) and Pablo Mendez
    (drums).

    ‘Biorsi’ rehearsal space was precisely at 2452 Paraguay
    St. (also near the BsAs ‘Recoleta’ neighborhood) and in
    the same block and right opposite to artist Omar Emir
    Yaban’s Einstein Cafe, which at that time was the chosen
    place for underground performing arts. Other artists such
    as Luca Prodan (Luca Prodan) and ‘Geniol’ rehearsed
    there. Although ‘Biorsi’ did some live performances and
    played in the Spring’83 Monte Hermoso Festival, Bahia
    Blanca province, they never released their material.

    Simultaneously, ‘Biorsi’ musicians Tito Losavio, Adrian
    Lobato and Guillermo Medin were as well playing as the
    support band of female singer ‘Pinin Folgado’.
    Probably is during this period when Tito Losavio started
    developing his compositional trend of writing tailored
    songs for soloist female singers.

    Early 1984, keyboardist Guillermo Medin was hired by
    mime ‘Olucaro Ocimotana’ as musical director of Theatre
    of The Invisible in Brazil and since there weren't signs
    that ‘Biorzi’ would ever reach the pre-production stage,
    departed to Rio de Janeiro.

    Some believe Tito Losavio/Hilda Lizarazu (Hilda Lizarazu)
    earliest musical affair started in 1985, in the midst of
    ‘Biorsi’ disbandment. Others instead say ‘Comida China’
    (Comida China) was the real springboard for Hilda
    Lizarazu’s singer career, referring to the fact that she
    joined this band by the hand of her boyfriend singer
    Miguel Zavaleta (Suéter).

    Although is uncertain how did exactly this cute couple
    first met, by 1986 Hilda Lizarazu’s new boyfriend, Tito
    Losavio, became ManRay’s leader and composer at
    2170 Humbolt St., the so called ‘Palermo Hollywood’
    neighborhood by Real Estate developers.

    Undoubtly ManRay’s first album has the compositional
    finger print of Tito Losavio’s ductility for the Pop/Rock
    genre: songs are catchy, unsophisticated and straight
    forward, resulting in an overall well-shaped album,
    rounded off with a latin flavour inherited from his past
    musical experiences.

    While mixing in Studios ION, between April/May 1988,
    long time fellow musician keyboardist Guillermo Medin
    was invited to participate in future ManRay`s projects.
    Worked together at their Humbolt St. place (aka ‘the
    bottling district’ because beverage companies bottled
    wine in the surroundings), till Guillermo Medin returned
    to Cambridge, Massachusetts, where he migrated in late
    1979.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Banda Biorsi, sí recuerdo ese nombre, pero nunca los oí. Aunque esto se trata de Fricción.

      Eliminar
    2. Creo que existe un vínculo entre las dos bandas(aunque seguro me perdí algún detallle del post anterior).Acá está la info(el convaleciente de esta historia es Richard Coleman):

      -Chicos, hablé con un flaco que se llama Guido Nisenson. Toca el bajo y podría ser un buen candidato para la banda, nos dijo Gustavo en la habitación del convaleciente. Además, nos prestarían la sala de su grupo Biorsi, agregó.

      El resto de la historia:https://www.facebook.com/samaleaoficial

      Eliminar
    3. Por allí sí se entiende el vínculo, gracias por puntualizarlo.

      Eliminar
  11. un comentario interesante encontrado en un Youtube:
    Fricción - Sin plegarias : En diciembre, Fricción fue elegido grupo revelación de 1986 por el Suplemento Sí del diario Clarín. Durante el tristemente recordado abril de 1987 (el mes de las "Felices Pascuas, la casa está en orden" de Alfonsín...), los músicos de Fricción terminaron en la comisaria ante las denuncias de los quisquillosos vecinos de La Capilla, molestos por el volumen del sonido. Al sábado siguiente, en Caras Mas Caras, Richard Coleman se esposó al micrófono para hacer su versión de "Heroes".
    Ya no eran tiempos alegres. El SIDA, las recurrentes crisis económicas, las rebeliones carapintadas, el bajón tras la euforia cocainómana de 1983-86 se cobraban su precio. Durante ese depresivo 1987, The Cure llenó el estadio de Ferro Carril Oeste, Fito Páez grabó el oscurísmo "Ciudad de pobres corazones" y se popularizaron los pantalones grises gastados y los maquillajes à la Soiuxsie. Javier Calamaro, que había sido pop en 1985 con Frappé y sería rocker con Los Guarros en 1989, entonces probaba suerte como epígono de Robert Smith con El Corte. A fin de año se moría Luca Prodan, y en marzo de 1988, Miguel Abuelo.
    En la primavera del '87, Fricción entró a grabar su segundo disco. Ya no estaba Samalea, integrado a la banda de Charly García en forma definitiva. "Para terminar" salió en 1988. Producido por Cerati, a Coleman y el Gonzo se les sumaban Daniel Castro (ex David Lebón) en bajo y sintetizadores; Rolando Ureta (ex Zas) en guitarras, armónica y coros; Daniel Ávila en batería, Pablo Rodríguez en saxos adicionales y el propio Cerati en voces adicionales y guitarras.
    Las canciones: "Máquina veloz", "Lluvia negra" (gran tema y perfecta pintura del momento, como puede comprobarse abajo), "Instantes de cielo", "Sin plegarias", "Enjaulados" (una de las cumbres de la banda, ver letra más abajo), "Amar con lástima", "Para terminar" y "Héroes" (versión en español del tema de Bowie). Dato de color: cuando David Bowie visitó Argentina, en el verano de 1989, la gente coreaba los versos de "Heroes"... en español. La excelente versión de Coleman & Co. se había hecho popular y, si me permiten una herejía que comparto con mi amigo Fernando Feito, era superior incluso a la original.
    Empero, sin prisa pero sin pausa se avecinaba la catástrofe de 1989-90. En 1989 cerró la compañía discográfica; los Fricción quedaron en la calle. La banda estaba desgastada por años de luchar sin ser reconocida; ése fue el golpe de gracia. La separación fue en buenos términos. Coleman pronto comenzaría a darle forma a su nuevo proyecto, Los Siete Delfines... pero ésa es otra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen resumen qu epone en contexto la época de la banda y esa recurrente frase fianl de "esa es otra hitoria".

      Gracias.

      Eliminar
  12. http://richardcoleman.net/notas/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Solange muy interesante la nota de Coleman.

      Eliminar
  13. Un cover de Fricción muy reciente: Alfredo Piro hace A veces llamo en su último cd, Canciones usadas:

    http://www.deezer.com/album/13380601

    ResponderEliminar
  14. Un detalle: Coleman y Cerati no se conocieron en "su infancia" sino en los primeros 80

    ResponderEliminar