miércoles, noviembre 18, 2009

Vamos a dar una vuelta al cielo...

...Para ver lo que es eterno.

Una de mis sobrinas suele preguntarme por qué me gusta mirar las estrellas y le respondo porque de allí venimos. Y es que uno de mis placeres cotidianos es observar las estrellas, hacerlo me relaja y me conecta con un sentimiento especial desde lejos, además me encanta el aire nocturno.

Se puede mirar el cielo cada noche y ver las mismas estrellas a diario, las que sólo varían su ubicación en el amplio espacio según donde estemos, pero a la vez nos maravillan con sus brillos que viajan largas distancias para ser vistas en lugares tan lejanos. Más aún se puede ser muy afortunado y en esas contemplaciones nocturnas ver pasar una fugaz estrella, en un instante, en segundos, cruzando el cielo y luego desaparecer. Convirtiendo ese momento único y casual para quien observa en un perpetuo momento que se conservara. Y si creemos podemos pedirle un deseo.

Alguna vez regalé una estrella, nunca había regalado una y creo que nunca lo haré otra vez, porque considero que si lo hago perderá sentido ese regalo único y especial. No a cualquiera se le regala una estrella, no cualquiera brilla en nuestro cielo.

También he tenido el honor y privilegio de que me regalaran una estrella. Cuando salgo por las noches a mirar, en mis vueltas por el cielo, suelo buscarla, y he logrado verla más de una vez pasando fugazmente ante mi mirada. Así sé que sigue allí, porque dijo que estaría allí hoy y siempre.

Si quieren regalar una estrella a alguien especial, pueden hacerlo mediante este link.
http://www.bcn.es/firmament/main.html?idioma=1 . Así el cielo será cada vez más luminoso y se cubrirá de infinitas estrellas soplando a través de la noche.



"Lost in the stars"
(Martin Gore)

Antes que el Señor hiciera el mar y la tierra,
puso todas las estrellas en la palma de su mano.
y ellas corrieron a través de sus dedos como granos de arena,
y una pequeña estrella cayó solitaria.
Entonces el Señor busco a través del amplio aire nocturno
a la pequeña oscura estrella viento abajo.
Y dijo y prometió tener especial cuidado
para que no se perdiera otra vez.
Y a un hombre no le importa si las estrellas son más tenues
y las nubes lo cubran oscureciéndolo,
mientras el Señor Dios las proteja,
vigilando que todo funcione.
Pero he estado caminando toda la noche y el día,
Hasta que mis ojos se cansen y mi cabeza se vuelva gris.
Y a veces parece que Dios se ha marchado
olvidando lo que nos prometió
y estamos perdidos allí en las estrellas.
Pequeñas estrellas, grandes estrellas,
soplando a través de la noche,
Y estamos perdidos allí en las estrellas.
Pequeñas estrellas, grandes estrellas,
soplando a través de la noche,
Y estamos perdidos allí en las estrellas.

Maxwell Anderson+Kurt Weill
Album: Counterfeit 2 (2003)



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario